En un plazo de alrededor de dos meses, las barreras arquitectónicas de 220 aceras serán eliminadas gracias a la iniciativa aprobada por el Equipo de Gobierno el pasado lunes, día 10 de octubre. En concreto la empresa Blas-Gon se encargará de realizar estas obras por un importe total de 66.642 euros. Así, se acondicionarán las aceras de todos los pasos peatonales para dejarlos en cota cero.

 

Con esta medida, el bipartido cumple con una de las reivindicaciones más demandadas por los ciudadanos que encuentran dificultades en varias zonas de la ciudad para poder desplazarse.

 

El Equipo de Gobierno ha informado que esta es la primera de las actuaciones que se desarrollarán en la capital con el objetivo de hacerla más accesible. Además se controlarán todos aquellos edificios de nueva construcción para que no se implanten más barreras arquitectónicas.