El pasado sábado, el edificio municipal conocido como Banca Pecho tuvo que ser derribado de urgencia ante riesgos inminentes para la población. Debido a ello, se ha producido el corte de la calle Postas.

Podemos comunicar, que ya se han iniciado las obras de apuntalamiento del edificio y que, según la empresa adjudicataria, será posible abrir la calle a la finalización de las mismas, prevista para el próximo 5 de diciembre.

Cabe la posibilidad, que tras esta fase, sea necesario proceder al corte del tráfico de manera discontinua para proceder al derribo completo del edificio, para lo cual el Ayuntamiento solicitará que se produzca de un modo planificado para atenuar las molestias que se provoquen.

Desde el Consistorio se quiere pedir comprensión a la ciudadanía ante estos sucesos y las molestias que se están generando.