Hasta un total de 11 voluntarios de la Agrupación de Aranda de Duero han obtenido el certificado correspondiente por parte de la Junta de Castilla y Leon que les autoriza al uso del DESA (Desfibrilador Semiautomatico) una autorización que va pareja a su incripción con numero en el registro de personas autorizadas por la Junta de Castilla y León.

Los cursos han tenido lugar en la localidad salmantina de Bejar durante varios fines de semana.