El pasado fin de semana se ha llevado a cabo en el Centro Arturo Duperier en Pedro Bernardo (Ávila), un curso teórico-práctico sobre ACTUACIÓN CON PERSONAS CON DISCAPACIDAD, impartido a 18 Voluntarios de las Agrupaciones de Protección Civil de Pedro Bernardo, Sotillo de la Adrada y La Adrada.

 

El presente curso, de 15 horas de duración total, ha sido impartido por José Luis García Pascual, Jefe de la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de Aranda de Duero (Burgos), acompañado de Fernando Alonso Paredes ,Jefe de Unidad de Logística-RR.HH y Rosa Ortega Alcalde, Jefa de Sección de Logística-RR.HH

 

Dentro de la dinámica de esta formación se ha situado el trato a personas con diversas formas de discapacidades con que los Voluntarios se pueden encontrar a la hora de ejercer sus funciones cotidianas; por ello se habla, entre otras, de personas con limitación en el desplazamiento por el uso de bastones o sillas de ruedas, con discapacidad para hablar, para oír o para ver, o con alteraciones en el comportamiento, y se aportan sugerencias y consejos de actuación para que así se pueda dar respuesta y un trato adecuado a cualquier persona que tenga algún tipo de discapacidad. 

 

También se ha hablado someramente del trato a dar y de las especiales características de las diferentes razas de perros guía.

 

Se han impartido varias clases prácticas a pie de calle. Por ejemplo, el sábado al mediodía los Voluntarios pudieron comprobar en su propia piel las dificultades que tiene para desplazarse una persona sin visión o con visión parcial, para lo cual dispusieron de gafas especiales ahumadas que les impedían ver, u otras con la visión distorsionada -simulando a alguien que tiene unas cataratas muy avanzadas-, por ejemplo.

 

El domingo por la mañana todos, Monitores y Voluntarios, se desplazaron por la ciudad provistos de varias sillas de ruedas y los alumnos pudieron hacer prácticas con personas en ellas, subiendo escaleras y empinadas cuestas, circulando por lugares poco accesibles y/o complicados, etc.  En este aspecto hay que dar las gracias a la empresa arandina Ortopédia San Esteban que cedió amablemente dos sillas de ruedas para dicha formación.

 

Otra interesante forma de conseguir que los Voluntarios puedan estar preparados no solo en caso de situaciones de emergencia sino también para el transcurso de la vida cotidiana y el normal desarrollo de su actividad.

 

El domingo a mediodía se procedió a la clausura del curso, procediendo a la entrega a los participantes del correspondiente certificado de aprovechamiento.

 

La Agrupación de Aranda de Duero ya tiene varios contactos con otras Agrupaciones para impartir la misma formación y ya está trabajando para llevarlo todo a buen puerto.