Cada momento de nuestra vida nos implicamos sin apenas saberlo en millones de procesos que tienen consecuencias sobre le medio ambiente: desplazarse, comprar, comer, lavarnos las manos o echarse una crema. El primer paso es saber que esto ocurre y después ....tú decides.