Construido en el s.XV por Martín Durango es el monumento civil más representativo e la Villa.